entrevista-manpowergroup-blog
Persona, Tips & Tricks para entrevistas

La mejor respuesta, un ejemplo

Lejos de resultar autoreferenciales, contarle al entrevistador una anécdota propia puede brindarle más información y mostrarte abierto y sin secretos.

Lejos de resultar autoreferenciales, contarle al entrevistador una anécdota propia puede brindarle más información y mostrarte abierto y sin secretos.  

Puede que te de miedo hacerlo, que pienses que estás contando algo sin importancia o que hasta estás aburriendo al seleccionador. Pero no es así, cuando en una entrevista por un nuevo trabajo te piden que cuentes aspectos tuyo como tu predisposición para trabajar en equipo, cómo sos como compañero o qué criticarías de tu personalidad, entonces, llevarle a tu interlocutor una imagen clara de cómo sos podrá ser el valor agregado que te diferencie del resto.  

Por eso, acá te damos tips para usar esta herramienta a tu favor:  

  1. El momento indicado:

    Las anécdotas atraen la atención del entrevistador, por eso lo mejor es saber de antemano cuál vas a contar y como respuesta a qué pregunta. Ahora bien, el truco es contar una y que sea lo suficientemente “jugosa”, porque si abundás en contar sobre tu persona lograrás el efecto contrario: aburrir al seleccionador.  

  2. Frente al espejo:

    Una vez que tengas la anécdota seleccionada ensaya cómo la contarías. Practicá los gestos, los movimientos con las manos y las entonaciones. Claro, y que al final siga pareciendo natural.  

  3. Una historia, una habilidad:

    La anécdota debe servir en la entrevista, por eso es importante que la relaciones con una competencia que creas será útil para el puesto que deseas conseguir. Por ejemplo, puede ser un momento de autosuperación o cómo una intervención tuya hizo que todo el equipo se luzca.  

  4. Una excusa para ser guía:

    La anécdota te puede servir para hacer relucir una parte de tu CV que quieras resaltar. Tené en cuenta que el entrevistador tiene tus datos, pero mucho mejor será si lo ayudás a ponerlos en una escala de valor, y qué mejor si sos vos el que se los ordena.  

  5. Salir de lo profesional:

    Aunque es algo repetido, contar historias de hobbys o acciones paralelas al trabajo puede ser un punto diferencial. Muchas personas se enfocan solo en su carrera durante las entrevistas, olvidándose de esta valiosa herramienta. Por ejemplo, suma si sos capitán de tu equipo de fútbol o si te apasiona enfrentar al público haciendo stand up.  

¿Ya seleccionaste tu anécdota? Seguro hay una que te hace ver único.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *