despedida
Mercado laboral, Persona

¿Cómo renuncio? Cuando el fin ya está decidido

Comunicar nuestra decisión puede ocasionar tanta ansiedad cómo ir a pedir un aumento de sueldo. Cómo hacerlo para irse de la compañía de la mejor manera y no manchar nuestra reputación.

Comunicar nuestra decisión puede ocasionar tanta ansiedad cómo ir a pedir un aumento de sueldo. Cómo hacerlo para irse de la compañía de la mejor manera y no manchar nuestra reputación.  

Aunque hayas debatido mil veces la decisión con tus amigos, tu familia y hasta con la almohada, enfrentar el momento de comunicar que no seguirás más en un trabajo puede generar tanta ansiedad como las entrevistas para ingresar a una firma. El miedo a dejar una mala impresión suele ser el desencadenante de este estrés, por eso, como en todo momento importante, lo mejor es ir preparado. 

  • La calma, tu guía 

No tomes la decisión de renunciar de un modo apresurado ni por emociones que sientas que están fuera de control. Nunca es un buen momento pensar en irte después de una discusión acalorada con tu jefe, por ejemplo.  

Antes de tomar la decisión, colocá en una balanza pros y contras de irte y quedarte. Ver los datos concretos siempre ayuda.  

  • Ensayá tus argumentos 

Así como alguna vez ensayaste respuestas para la entrevista laboral, ahora toca el turno de practicar el discurso de salida. Por empezar, sé honesto con tu jefe. Atención: esto no significa ser hiriente.  

  • El primero, tu jefe 

El debe ser el primero en saber que te estás yendo y los motivos. Esto es importante para que no quede mal parado frente a sus superiores y para que pueda presentar una estrategia ante tu ausencia. Además, el podría presentar tu caso a Recursos Humanos y negociarte un arreglo de salida.  

  • Ordená el trabajo a futuro 

Sé generoso al irte y presentá un panorama que incluya el estatus de los proyectos, un cronograma para que nada quede olvidado mientras no estás. Esto ayudará a tus compañeros y hablará muy bien de vos.   

  • Planificá con tiempo 

Es bueno tomarse unas semanas entre que comunicaste la decisión y que realmente dejás la compañía. Primero te permite a vos despedirte de todos y disfrutar el traspaso, y a tus compañeros les podrás dejar todo tan ordenado que solo hablarán maravillas de vos.  

  • Con alegría 

El último día ya deberías tener organizado lo que te querés llevar y el pase de mando de tus obligaciones, así podrás dedicarte a saludar a todos, contar sobre tus nuevas coordenadas y dejar en claro que te vas con los mejores recuerdos.  

¡Recordá que tu marca personal irá con vos a todos lados! 

Si estás preparado para comenzar un nuevo camino profesional, te recomendamos ver las oportunidades laborales disponibles para vos en el sitio web de ManpowerGroup Argentina.

 

Deja un comentario