cv-edicion-tips-manpowergroup
Persona, Tips & Tricks para entrevistas

Cómo agregarle valor a tu CV

Es tu carta de presentación, lo que hará que un seleccionador se interese por tu perfil y te llame para una entrevista. Conocé cómo hacerlo más interesante.

Es tu carta de presentación, lo que hará que un seleccionador se interese por tu perfil y te llame para una entrevista. Conocé cómo hacerlo más interesante.

Si las entrevistas son el punto que más nervios despierta en los candidatos al momento de postularse a un puesto de trabajo. Hay un paso previo en el que deben poner tanta o más atención que a la instancia de encuentro personal: la confección del CV.  

Te contamos en esta nota qué puede hacer de tu curriculum una presentación más atractiva a los ojos de los seleccionadores:  

  1. Referencias laborales: para muchos esto puede sonar obsoleto, pero son muy importantes. Permiten reconstruir tu experiencia y chequear que todo lo que cuentes en una posible entrevista. Si recién estás empezando, el referente puede ser un director de tesis o proyecto, un profesor de la secundaria, alguien que de detalles de tus habilidades. Muchas veces quienes pueden dar referencias nuestras son líderes con los que no terminamos en buenos términos. Si uno puede contar en la entrevista en qué estado está esa relación. Incluso cuando haya un momento tenso entre ambos, puede ser bien canalizada por el entrevistador.  
  2. Diseño, la estética cuenta: es muy importante cómo es la presentación del CV. Que tenga foto, elegir una tipografía moderna (Times New Roman no va más). Un truco es apelar a las plantillas que hoy ofrecen diferentes aplicaciones o páginas web para poder darle un formato diferencial.  
  3. Cuidado con los detalles: recordá que el CV es tu fotografía. Por eso, revisá bien que no tenga faltas de ortografía (si no te sentís seguro, podés pedirle a alguien que te lo corrija). Otro punto importante es poner una foto en la que estés solo, no con amigos, tampoco que se note que estás recortado o en unas vacaciones. Dale a tu presentación un estilo formal y profesional.  
  4. No olvidar: poner tus datos, como direcciones de contacto o aquello que hayan puesto como excluyente. No dejes de poner tus logros laborales, si no lo hacés es una oportunidad perdida.  
  5. Personalizá tu CV: aunque la base pueda ser la misma siempre. Para cada búsqueda podés darle a tu curriculum una orientación que se acerque mejor al puesto al que  te estás postulando.  

Ahora ya podés ponerte a revisar tu CV y mejorarlo.