El mercado laboral HOY, Empresa

Marca empleadora, el sello de una empresa

Concentra los valores de la compañía y es la clave para atraer a los talentos.
Por qué es imperativo cultivarla y no descuidar los detalles desde las búsquedas hasta los retiros.

Ninguna empresa puede prescindir de ella. No por lo menos si quiere atraer a los mejores talentos, o los que son adecuados para su estructura y cultura. ¿De qué hablamos? De la marca empleadora.

“Definitivamente, pensar en la construcción de marca empleadora no es lo mismo antes que después de la pandemia. Tanto las personas en el ámbito del trabajo como las organizaciones miraban el mundo laboral de una forma distinta. La crisis global vino a interpelar valores, prácticas, culturas organizacionales, paradigmas sobre los que muchas empresas basaron sus negocios y su éxito”, asegura Gustavo Aguilera, director de Talent Solutions y People & Culture de ManpowerGroup Argentina.

Sin embargo, el cambio abrupto de contexto hizo que todo aquello que las empresas mostraban como su valor diferencial o su principal ventaja competitiva, tal vez tuviera que ser modificado.

“El aspecto fundamental que cambió la manera de pensar en marca empleadora tiene que ver con cómo las empresas afrontaron esta crisis, puntualmente dónde pusieron el foco: si en la oportunidad o en el oportunismo coyuntural que toda crisis puede generar”, dice Aguilera.

Y allí el punto de inflexión: es el apalancamiento en valores. “El foco en cuidar la salud e integridad de las personas y pensar las consecuencias de la toma de decisiones con impacto en el futuro desde el punto de vista de la sustentabilidad y la responsabilidad social empresarial”, agrega el director de Talent Solutions y People & Culture.

“Es fundamental entender que nuestros empleados son nuestros principales embajadores de marca, son ellos quienes viven la cultura organizacional y crean confianza y credibilidad hacia el afuera a través de cómo hablan de ella”, observa Gustavo.

Esto, hoy más que nunca es vital ya que en tiempos de redes sociales, los colaboradores hablarán de la empresa en todo momento. Y del mismo modo, la marca empleadora debe abarcar desde las búsquedas laborales hasta el outsourcing, porque el viaje del empleado debe ser contemplado en su totalidad.

En definitiva, la marca empleadora no se cuenta, se vive y se comparte en todos los espacios posibles, sobre todo en medios digitales.

Deja un comentario