El mercado laboral HOY, Empresa

Ganadores y perdedores frente a la transformación digital

En un nuevo estudio, en ManpowerGroup analizamos qué características tienen las empresas que mejor se adaptan a estos tiempos.

En un nuevo estudio, en ManpowerGroup analizamos qué características tienen las empresas que mejor se adaptan a estos tiempos.

La pandemia aceleró como nunca antes la transformación digital, pero al mismo tiempo le puso varios frenos a la economía mundial. En este escenario, las habilidades blandas y las tecnológicas se volvieron un bien preciado por parte de las empresas. Esto marca aún más la polarización entre los colaboradores que están más formados y aquellos que aún no se enfocaron en desarrollar los nuevos skills.  

Así lo analiza el informe Reinicio de la revolución de las habilidades: las 3 erres – renovar, reaprender, reorganizar, realizado recientemente por ManpowerGroup, que indaga sobre el impacto del Covid-19 en la digitalización y las habilidades de los trabajadores en la nueva normalidad. 

En este contexto se destacan las organizaciones que se vuelven más sofisticadas, aquellas que se preparan para reiniciar y adaptarse a una nueva realidad con mayor agilidad. Entonces, qué deben hacer según el informe: tener un mayor enfoque en la planificación de la fuerza laboral, mayor resiliencia de la cadena de suministro y la consolidación de proveedores para gestionar la incertidumbre y el riesgo.  

Según pudo indagar ManpowerGroup, en la Argentina las empresas están acelerando su digitalización y automatización como resultado de la pandemia. Por lo menos esto está haciendo el 45%, mientras que el 23% suspendió sus planes. 

Al mismo tiempo, se crean más puestos de trabajo de los que se eliminan: el 93% de los empleadores argentinos que están en un proceso de automatización planea aumentar o mantener su plantilla, en comparación con solo el 5% que piensa reducir o sostener proyectos de automatización. La digitalización crea la mayor cantidad de puestos de trabajo” 

Ya no hay opciones: hoy todas las compañías deben ser una empresa de tecnología, y las organizaciones “superestrellas” que progresaban rápidamente en la digitalización antes de la pandemia ya están emergiendo más fuertes. 

Aquellos que ya invierten más en digitalización, habilidades de la fuerza laboral e innovación están capturando una mayor participación de mercado, diferenciándose de la competencia y beneficiando a los empleados y clientes en la medida en que la forma en que trabajamos, consumimos, aprendemos y socializamos pasó a ser remota casi de la noche a la mañana”, indica el informe.  

En definitiva, es evidente que las organizaciones necesitan encontrar nuevas formas de realizar viejas prácticas o hacer cosas nuevas, ya que ahora los jugadores se adaptan y dominan la innovación digital y aprovechan las oportunidades en línea más rápidamente.