que-quieren-blog
El futuro del empleo, Empresa

Cómo es la fuerza laboral del futuro

Te contamos lo que hay que hacer para contar con los talentos idóneos para lo que se viene.

Te contamos lo que hay que hacer para contar con los talentos idóneos para lo que se viene.

En su informe Se buscan personas: los robots las necesitan ManpowerGroup analiza las siete acciones que se necesitan desarrollar para poder crear una fuerza laboral preparada para enfrentar el futuro:

  1. Recordar que el liderazgo importa.

    Los ejecutivos tienen que ser los que impulsan el cambio, la innovación y la cultura para asegurarse de que sus empresas son centros de aprendizaje en una era de cambios rápidos en las competencias.

  2. Comprender lo que la fuerza laboral quiere.

    Para 2025, más de dos tercios de la fuerza laboral global estará compuesta por las generaciones Y (millennials) y Z. Las empresas deben enfrentar esta realidad incorporando los modelos laborales que prefieren las nuevas generaciones, como trabajos por contrato, de medio tiempo y trabajos temporales, y así atraer y retener las mejores habilidades porque el 87% de los trabajadores quiere eso.

  3. Las mujeres son parte de la solución.

    Las mujeres representan el 50% de la fuerza de trabajo y, en 2017, pasaron a ser una población más instruida que la de los hombres. Hoy resulta más esencial que nunca la creación de una cultura en la que ellas puedan prosperar. Y lo que es más importante, lo que funciona para las mujeres también funciona para los demás.

  4. Conocer las capacidades de la dotación.

    Las organizaciones tienen que hacer evaluaciones, contar con datos depurados y anticipar el desempeño para poder desplegar el talento en la forma más efectiva y evitar que se produzcan “silos de habilidades”.

  5. Captación a medida.

    Las empresas deben sustituir los métodos de capacitación generalizada por una formación orientada y con estrategias enfocadas con el fin de obtener las habilidades clave y de mayor demanda para su fuerza de trabajo.

  6. Apostar por las habilidades blandas.

    Las organizaciones deben afinar sus estrategias de talento para responder al hecho de que las habilidades humanas son más difíciles de desarrollar que los conocimientos técnicos.

  7. Permitir que las personas mejoren la tecnología.

    Impulsar y mejorar continuamente las habilidades de sus trabajadores y crear talento. Las empresas tienen que evaluar y reevaluar las habilidades que necesitan para asegurarse de que el talento humano complementa la automatización.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *