quetueficienciasevea-manpowergroup-blog
Mercado laboral, Persona

Que tu eficiencia se vea

El trabajo remoto obliga a aprender a contarle a tu jefe que estás del otro lado de la pantalla. Tips y herramientas para hacerte visible.

El trabajo remoto obliga a aprender a contarle a tu jefe que estás del otro lado de la pantalla. Tips y herramientas para hacerte visible.  

Hasta antes de la cuarentena, la mayor parte de los trabajadores tenían una estrategia muy probada para dar cuenta de su entrega en el trabajo: estar en sus escritorios la cantidad de horas que el contrato establecía. Sin embargo, el trabajo remoto cambió ese paradigma.  

Es por eso que muchos colaboradores hoy se inquietan por poder demostrarles a los líderes de sus equipos que están cumpliendo con sus tareas y que, incluso, pasan más horas que antes frente a la pantalla de sus computadoras.  

Ahora bien, lo primero que hay que entender es que el home office no se mide por la cantidad de tiempo que uno trabaja, sino por los objetivos logrados. Entonces, una primera manera de mostrar nuestros avances es poder cumplir los tiempos de entrega y llegar de un modo ordenado a cada cierre.  

¿Qué podemos hacer para esto?

Si el equipo tiene reuniones diarias, es importante tener detallado qué etapas del trabajo ya están cerradas y en qué plazos se entregarán las siguientes. Es importante ser realistas al definir estos plazos, pues es mejor dar datos ciertos y no generar expectativas que se traducirán en decepciones.  

Aunque constantemente escuchemos sobre la importancia de que los colaboradores sean más autónomos durante el teletrabajo, esto no significa desaparecerse durante días. Es siempre bueno ser proactivo a detallar los avances de cada día, aunque sea mediante un mail.  

También, si se necesitará estar desconectado durante un período de tiempo es importante avisar sobre esto. Sucede que los colegios están organizando reuniones virtuales de padres en horarios laborales. Hacer esto demuestra responsabilidad y deja en claro que se puede confiar en nosotros.  

Por último, no solo hay que poner esfuerzo en ser visible a los ojos de los líderes, sino también de los compañeros. Ellos tienen que saber cómo venimos con los trabajos porque en numerosas ocasiones están interconectados. Además, si tuvieran un problema, así pueden saber que cuentan con nosotros para ayudarlos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *