familia-manpowergroup
Persona, Sustentabilidad & RSE

Home office y familia: cómo conciliarlos

Lograr un equilibrio entre la esfera laboral y la privada siempre fue un desafío para trabajadores y empresas. Hoy esto está ante una nueva manera de hacerlos, cómo debemos adaptarnos.

Lograr un equilibrio entre la esfera laboral y la privada siempre fue un desafío para trabajadores y empresas. Hoy esto está ante una nueva manera de hacerlos, cómo debemos adaptarnos. 

Hasta mediados de marzo la rutina incluía volver corriendo para llegar en horario a retirar a los chicos por el colegio. Sumarle a eso los días de entrenamiento, propios y de los hijos. Manejar la agenda para lograr un hueco en el que poder desarrollar un hobby. Muchos esfuerzo, para sostener la rutina familiar y la profesional.  

La llegada del Covid-19 alteró ese devenir, pero no alivianó la carga horaria y de responsabilidades. Entonces, cómo lograr conciliar todos los aspectos que forman parte de nuestra vida:

  1. Tener un momento para compartir antes de empezar la jornada.

    Es un buen momento para hacer puesta en común de cuán ajetreado será el día, en qué horarios no podremos ser molestados o cuándo necesitaremos más silencio. Del mismo modo, podremos conocer los requerimientos del resto de la familia.

  2. Tener un diálogo abierto con nuestros jefes.

    Esto es esencial para saber qué se espera de nosotros y en qué tiempos. De nuestra parte, es preciso que seamos sinceros si vemos que no llegaremos o que ese día estamos sobre demandados.

  3. Definir objetivos.

    Así como lo hacemos en materia profesional, lo mismo se puede hacer en la familia. Si hoy será un día muy cargado en el plano laboral, establecer quién podrá hacerse cargo de tareas esenciales como asegurarse de que haya para comer y que haya un cierto orden en la vivienda.

  4. Tiempo y espacio.

    Es importante establecer horario de trabajo y, en lo posible, elegir un lugar para trabajar. Esto ayudará a poder concentrarnos y no generar invasiones en las tareas de los otros.

  5. En un mismo lugar.

    En determinados días, se puede arreglar compartir el espacio de trabajo con los convivientes. La idea es poder generar un clima distendido, que nos haga acordar a cuando nos pasábamos mate de escritorio a escritorio, o cuando compartíamos una charla de café.

Encontrar la manera para llevar la cuarentena con actitud positiva será la clave para salir fortalecidos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *