Home-Office-manpowergroup
Mercado laboral, Persona

Home Office, una tendencia que llegó para quedarse

Después de llevar más de 100 días trabajando desde sus casas, la mayor parte de los argentinos considera que una combinación entre las jornadas presenciales y las remotas sería ideal.

Después de llevar más de 100 días trabajando desde sus casas, la mayor parte de los argentinos considera que una combinación entre las jornadas presenciales y las remotas sería ideal.

Para muchos el inicio de la cuarentena fue una sorpresa, sobre todo porque por primera vez se vieron en una situación inédita para ellos: trabajar los cinco días de la semana desde su casa. Hoy, habiendo pasado ya más de 3 meses en la modalidad de home office, la gran mayoría empieza a descubrir los beneficios de este modelo.

Así, hoy más de la mitad de los colaboradores señala como positiva la experiencia de trabajar desde sus hogares, tanto que eligen, incluso cuando la cuarentena se abra, combinar pasar días desde sus casas y otros desde la oficina.

¿En qué frecuencia prefieren esta combinación?

Pasar dos días en la oficina y tres desde sus casas parece ser la propuesta que más adeptos tiene. En el punto contrario, solo cerca del 10% de los trabajadores preferirían volver a la rutina previa a la llevada del Covid-19.

La parte negativa del teletrabajo está en lograr equilibrar los horarios de reuniones laborales con las aulas virtuales, un problema que se muestra como el principal en los hogares con niños.

Ahora bien, la gran mayoría de los colaboradores reconocen que las reuniones vía apps, como zoom, son sumamente efectivas, sobre todo si son concretas y duran alrededor de media hora. Un detalle: para la gran mayoría de ninguna manera una reunión virtual puede durar más de 60 minutos.

En cuanto a las quejas, la principal recae en que son muy pocas las compañías que se mostraron abiertas a pagar los gastos de sus empleados (Internet, línea de teléfono celular, equipamiento como sillas o computadora y más). Es por eso, que aquellas firmas que sí se encargaron de estos han mejorado notablemente la percepción que sus colaboradores tienen de ellas. 

Por último, otro beneficio que los trabajadores valoran mucho es poder respetar los horarios de las familias (por ejemplo, no programar reuniones en el horario de almuerzo) y algunos hasta armaron programas de apoyo escolar para los hijos de sus empleados, quitándole así presión a quienes son padres.

Fortalecer el engagement es y será el gran desafío de las organizaciones. Por su parte, los colaboradores dan muestra de su buena voluntad para adaptarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *