empleadores-manpowergroup
Desarrollo profesional, Persona

Aprendé a mantener la distancia óptima con tus empleadores

Muchas veces los trabajadores freelance corren el riesgo de quedar lejos de la estructura de la empresa; aunque para algunos eso les pueda dar tranquilidad en el día a día, puede transformarse en un peligro ante la asignación de nuevos proyectos.

Muchas veces los trabajadores freelance corren el riesgo de quedar lejos de la estructura de la empresa; aunque para algunos eso les pueda dar tranquilidad en el día a día, puede transformarse en un peligro ante la asignación de nuevos proyectos.  

Una de las tareas más difíciles para todo trabajador freelance es cómo mantener nutrida la relación con su contratante, pero sin por eso estar metido en el día a día de la organización al punto de volverse molesto. Encontrar este punto de distancia óptima es esencial para estar siempre entre las opciones a contratar, pero también dejar en claro que no se quiere ser uno más de la empresa, pues esto puede ocasionar incomodidad entre los líderes.  

  1. Visitá la oficina:

    En algunas empresas les dan a los contratados la posibilidad de ir uno o dos días por semana a trabajar a sus instalaciones. ¡Aprovechalos! No es necesario que vayas siempre, tendrás que encontrar el ritmo que mejor se adecua a tu rutina, pero no dejes de hacerlo, porque verse las caras y tener alguna que otra charla de café siempre humaniza la relación. Si esta posibilidad no está dada, cuando estés cerca de la empresa, avisale a tu jefe, capaz tiene 5 minutos para que se tomen una pausa y le cuentes proyectos futuros, por ejemplo.   en algunas empresas les dan a los contratados la posibilidad de ir uno o dos días por semana a trabajar a sus instalaciones. ¡Aprovechalos! No es necesario que vayas siempre, tendrás que encontrar el ritmo que mejor se adecua a tu rutina, pero no dejes de hacerlo, porque verse las caras y tener alguna que otra charla de café siempre humaniza la relación. Si esta posibilidad no está dada, cuando estés cerca de la empresa, avisale a tu jefe, capaz tiene 5 minutos para que se tomen una pausa y le cuentes proyectos futuros, por ejemplo.  

  2. De evento en evento:

    No es necesario que vayas a todos, pero si sabés de una feria que hay sobre tu industria, un hackaton, un curso o una charla que en la que participará tu líder, acercate, hacele saber que estás ahí. Que pueda verte, registrarte y recordarte será esencial para que seas el primer nombre que tenga en cuenta a la hora de sumar gente a un  nuevo proyecto.  

  3. En las redes también:

    Sin ser invasivo, podés likear y hasta comentar publicaciones de tus líderes. Te recomendamos que lo hagas solo en aquellas que son de tinte profesional, para así mantener esa distancia óptima que estás buscando.  

  4. No te vuelvas un fantasma:

    Por más que tu trabajo sea el mejor y se destaque por su calidad, nunca dejes de tener una presencia extra. Es bueno que sepas si tu jefe estará de vacaciones, si necesita un apoyo extra tuyo en algún momento del año, si habrá mayor trabajo por venir. Mantenete en contacto para tener la data necesaria y poder planificar tus movimientos.  

Por último, recordá que el trabajo de freelance es mucho más que cumplir con las entregas. No solo tenés que hacer bien tu tarea, además tenés que saber venderla. Construí tu marca personal y no dejes de comunicarla, tanto en el mundo virtual como en persona.  Para conocer más sobre el mercado laboral en la actualidad te recomendamos leer nuestras últimas investigaciones.

Deja un comentario