aislamiento-fisico-no-social
Persona, Sustentabilidad & RSE

Aislamiento físico, no social

El home office nos obliga a comunicarnos de otra manera con nuestros compañeros y líderes. Aprender a estar presentes, cada uno desde su casa.

El home office nos obliga a comunicarnos de otra manera con nuestros compañeros y líderes. Aprender a estar presentes, cada uno desde su casa.

Para muchos es la primera vez que trabajan de manera remota. Aunque tienen grandes ventajas, como adaptarse a estos tiempos que corren y poder estar conectado sin importar donde esté uno. Pero también implica estar distanciados, aprender a comunicarse de otra forma.

Trabajar desde casa puede brindarnos la comodidad de tener nuestras cosas al alcance de la mano, de poder calentarnos un café o un mate en nuestra cocina. Aunque ya no lo compartimos con los compañeros de todos los días, con esos que nos cuentan ansiosos los logros conseguidos y también con quienes descargamos las presiones.

Por todo esto, hay acciones que debemos tener en cuenta para estar en contacto con nuestros colegas y líderes, y para que ellos sepan cómo estamos:

  1. En los momentos de charlas virtual, tratá de no responder con evasivas, sino poder aportar datos concretos, porque eso nos ayuda a saber que todos pasamos por momentos buenos y malos durante el día.

  2. Poder expresar malestares en cuanto al funcionamiento del equipo si los hubiere. Con esto no hace falta que señales a otros integrantes, pero sí exponé el problema para poder encontrar una solución antes de llegar a puntos de malestar.

  3. Ante síntomas de depresión o angustia, compartirlos con los líderes. Hay muchas empresas que están ofreciendo herramientas de coaching o sesiones de psicología, y es posible acceder ellas.

  4. Una de las señales de que podés estar angustiado es sobrecargarse de trabajo o buscar excusas para no cortar con la jornada laboral. Apenas lo notes, avísalo al resto del equipo para que puedan ayudarte.

  5. Encontrá espacio para tener una rutina de ejercicios, la que más te siente. Una opción, es quedar en el mismo horario con un compañero para que se ayuden a sostenerla.

  6. Si extrañás a tus compañeros, proponeles hacer after office virtules. Sabemos que no es lo mismo, pero es solo una adaptación mientras nos cuidamos del Covid-19.

¡Si nos cuidamos entre todos vamos poder volver a nuestros espacios de trabajo más rápido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *