solidaridad-covid-manpowergroup
El mercado laboral HOY, Empresa

El momento de demostrar las fortalezas

En un contexto de extrema incertidumbre, los líderes de las empresas deben apelar a sus habilidades más humanas para contener a los equipos y, al mismo tiempo, ser estratégicos para sostener los negocios.

En un contexto de extrema incertidumbre, los líderes de las empresas deben apelar a sus habilidades más humanas para contener a los equipos y, al mismo tiempo, ser estratégicos para sostener los negocios.

Se dice siempre: cuando el equipo muestra buenos resultados esto es un logro de todos; en cambio, cuando se falla la responsabilidad es del líder. Del mismo modo, en tiempos de extrema incertidumbre como la actual, los integrantes de las compañías miran a sus superiores, porque ellos tienen más información y porque son quienes definirán el rumbo a seguir.

Si sos un líder, éste es el momento para el que te preparaste toda tu carrera, es cuando tus fortalezas deben mostrarse y cuando tendrás que saber cómo administrar las tares para que las realice el indicado. Por eso, en este contexto, esto debe tenerse en cuenta:

  1. Solidaridad y contención:

    Lo primero que hay que hacer es abrir los canales de comunicación con el equipo: comunicar cuáles serán, en qué horarios y cómo manejar las emergencias. Comprender que no todas las casas viven la misma realidad es indispensable, porque eso hará que cada uno tenga diferentes preocupaciones. También hay que considerar que esta inestabilidad puede reforzar las características de ansiedad en algunos, y hay que ayudarlos a manejarlas.

  2. Diversidad: el Covid-19 nos da una gran oportunidad:

    Poder reconocer los saberes de cada generación. Mientras los más jóvenes se adaptan fácilmente al trabajo remoto, los más longevos pueden contar cómo han atravesado crisis financieras anteriores, aunque ésta es inédita. El líder deberá tener la habilidad de escuchar a cada generación y saber hacer el cóctel indicado con la información que le brinden.

  3. Información segura y chequeada:

    En la incertidumbre los rumores se propagan, y la manera de cortarlos es poniendo información constante. Por eso, como líder asegurar una comunicación constante. Por ejemplo, se pueden elaborar informes diarios sobre avances y cosas a mejorar, sin exponer a ningún integrante. Y, por supuesto, enfrentar los chismes para que eso no afecte la productividad ni los ánimos.

  4. Elaborar plan de emergencia:

    Si algo aprenderemos de esta pandemia es que siempre es bueno tener preparado un organigrama para situaciones excepcionales. Si ya está armado, seguirlo y confirmar que todos lo conocen y saben sobre qué hacer desde su papel. En cambio, si no lo tuvieran, aprovechar la experiencia para ir tomando nota de lo que falla y así prevenir para una próxima contingencia.

  5. Más humanos:

    El líder debe apelar a sus habilidades blandas más que nunca, sin perder el foco de lo que hay que ir resolviendo. Pero, al mismo tiempo, todo líder es una persona y puede también sentirse abrumado. En estos casos, es bueno que reconozca sus sentimientos, y de ser posible lo hable con un coach o un superior para no transmitir mayor ansiedad hacia el equipo. Reconocer que todos necesitamos contención es una fortaleza.

Por último, hacer foco en las fortalezas de cada integrante, para que todos se sientan valorados y puedan seguir dando lo mejor. La unión es lo importante en momentos en el que el futuro es tan incierto.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *