ciberseguridad-manpowergroup
Empresa, Sustentabilidad & RSE

Ciberseguridad, la clave para el trabajo remoto

Con la pandemia declarada, muchas organizaciones implementaron jornadas completas de home office. Cómo prepararse para no arriesgar datos propios y de consumidores.

Con la pandemia declarada, muchas organizaciones implementaron jornadas completas de home office. Cómo prepararse para no arriesgar datos propios y de consumidores.

Home office, teletrabajo o trabajo remoto. No importa cómo lo llamemos, muchas empresas y espacios estatales están organizando jornadas para que sus colaboradores permanezcan lo más posible en sus casas para intentar frenar, así, el avance del Covid-19. Esto trae nuevos desafíos, pues las compañías deben ofrecer conexiones estables y seguras, para que las tareas se cumplan, pero también para correr el riesgo de filtraciones de datos.  

Para prevenir estos inconvenientes, desde Forcepoint, firma especializada en ciberseguridad, recomiendan seguir estos 10 consejos:

  1. Conexión VPN/SSL:

    Contar con una conexión segura desde cualquier lugar con acceso a internet a los sistemas de la empresa incluyendo múltiple factor de autenticación.

  2. Seguridad en WEB:

    Permitir al empleado remoto navegar en Internet resguardado de contenido malicioso, ya que el usuario utilizará este medio para mantenerse informado y los atacantes utilizarán sitios apócrifos para alcanzar sus objetivos. 

  3. Correo electrónico seguro

    Logrando eliminar el spoofing de mensajes, malware en archivos anexos y phishing simulando mensajes relacionados con el tema y acontecimientos (COVID-19). 

  4. Prevención de fuga de información:

    Evaluación continua de los datos para evitar riesgo de fuga por accidente, desconocimiento, negligencia o en una brecha de seguridad. 

  5. Sistema de amenazas internas:

    Monitoreo de actividades de usuarios con altos privilegios y acceso a datos sensitivos.

  6. Análisis de comportamiento humano:

    Monitoreo del comportamiento de los usuarios para detectar y administrar riesgos aplicando políticas de protección de forma dinámica y personalizada. 

  7. Aprovechar soluciones en la Nube: 

    Contar con visibilidad y control de actividades y flujos de datos en las aplicaciones de nube, con el debido monitoreo. 

  8. Sandboxing centralizado

    Frenar posibles ataques dirigidos por amenazas avanzadas por medio de malware, ya sea en correo electrónico, web o la red. 

  9. Arquitectura flexible de las soluciones de ciberseguridad:

    Tener facilidad de modelos de nube o híbrido, que permitan contar con el mismo conjunto de políticas y nivel de seguridad sin frenar la productividad.  

  10. Reducción de consolas de monitoreo y alertas:

    Integración de las soluciones en un menor número de consolas para incrementar la productividad de los analistas poniendo foco en riesgos potenciales a través de una analítica avanzada. 


Teletrabajo: cómo implementarlo

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *